Economía circular: empleos y tecnología verdes | RPA Amatech Group

Blog

Economía circular: empleos y tecnología verdes

Economia circular

El nuevo paradigma de las 7Rs de la sostenibilidad (Rethink, Refuse, Reduce, Repurpose, Reuse, Recycle y Rot), ha dado lugar a un nuevo modelo de vida, en el que todos, personas y empresas, adoptamos medidas para paliar nuestros efectos sobre el medioambiente.

Reciclar, aprovechar al máximo la luz solar, cerrar el grifo cuando no se necesita el agua o intentar maximizar la ropa limpia para no poner lavadoras innecesarias. La economía circular intenta dar una segunda vida a los materiales y objetos además de alargar el máximo posible su vida útil y, en consecuencia, reducir la generación de residuos.

No obstante, según las Naciones Unidas, “el estilo de vida de hoy en día es insostenible”.  Y es que solo se ha reciclado un 9 % de todo el desecho del plástico que se ha producido a lo largo de la historia. Pero, por supuesto, todo esto no se limita únicamente a que las personas adoptemos unos nuevos hábitos de consumo. Deben entenderse nuevos procesos y nuevas fórmulas para la industria que tengan en cuenta la sostenibilidad del planeta.

Tips tecnológicos para una empresa verde

António Guterres, Secretario General de la ONU, ha alertado de que “el 40% del empleo mundial depende directamente de un entorno saludable y estable. Las empresas no pueden prosperar en un planeta enfermo y los empleos no pueden mantenerse en un planeta que se está muriendo”. De hecho, la huella energética que dejan las entidades, representa un 7% (aproximadamente) de la electricidad global. Y este porcentaje seguirá en aumento si no se empiezan a tomar medidas para reducir la huella de carbono.

Es aquí donde, una vez más, la tecnología se pone a disposición de la sociedad y donde, desde empresas TIC como la nuestra, Amatech, podemos aportar nuestro grano de arena en dar solución al problema medioambiental, con herramientas que favorecen la economía circular y que apoyan las energías renovables.

A continuación os dejamos unos tips para que puedas empezar a aplicar en el día a día de tu empresa:

» Ahorra energía: parece algo evidente, pero cuando entras en la vorágine del día a día, hay ciertos gestos que haces casi de forma automática. Por ejemplo, dejar cargadores de móviles enchufados a la corriente de forma permanente, olvidar apagar el aire acondicionado o tener las persianas “semibajadas” y no aprovechar la luz solar.

Estos detalles hacen que se consuma más energía de la necesaria, incluso algunos de ellos (como no ventilar o mantener siempre el aire acondicionado o la calefacción puesta) son perjudiciales para nuestra salud.

Así que, desconecta los cargadores, abrígate un poco más en invierno o ponte más fresco en verano y aprovecha la luz solar al máximo.

» Pregúntate: ¿es necesario que imprimas ese documento?: cada vez es más popular el uso de todo tipo de documentos en formato digital, desde entradas de conciertos, billetes de tren o avión, certificados médicos e incluso presentaciones corporativas, facturas o recibos.

El uso del papel está en desuso y debería seguir así. Actualmente, existen aplicaciones wallet  que te guardan todo esto y lo clasifican según sus características, de manera que tengas todo lo necesario de manera virtual y sin necesidad de imprimir.

» Recicla tus aparatos tecnológicos: desde el móvil, los ordenadores, impresoras y hasta los altavoces o auriculares. Desechar correctamente es igual de importante que alargar al máximo su vida útil. Además, cada vez son más los componentes de tecnología que incluyen materiales reciclados y/o reciclables.

» Apps ecológicas: ¿sabías que existen aplicaciones ecológicas? Sabemos que suena extraño, pero son herramientas que puedes descargarte y que te servirán para llevar un registro de, entre otras cosas, cuánto carbono estás emitiendo, uso del teléfono móvil y tiempo de carga, e incluso recomendaciones para llevar una vida saludable a través de hábitos diarios. Además, no solo hay apps ecológicas, sino tecnología, como Enerkad.

 

» Implementa IoT: puedes usar los sensores de los dispositivos de Internet de las Cosas para convertir tu empresa en “verde”. Con determinados gagdets inteligentes, como termostatos, se pueden detectar hábitos de consumo, de manera que ayuden a controlar el uso del consumo de energía.

Por ejemplo, cuando se detecta que se llega a una temperatura, se apagan o encienden, lo que ahorra costes. Esto también puede ser implantado en dispositivos electrónicos, como ordenadores e impresoras, de forma que se apaguen cuando llevan un tiempo sin ser usados (lo que se conoce como el “modo ahorro de energía” o “standby”).

En tu empresa y en tu día a día, economía circular. Piensa, cambia y ¡actúa!

Compartir: