Realidad Aumentada (RA) vs Realidad Virtual (RV) | RPA Amatech Group

Blog

Realidad Aumentada (RA) vs Realidad Virtual (RV)

Diferencias entre la realidad aumentada y realidad virtual

La Realidad Virtual y la Realidad Aumentada son dos conceptos que suelen confundirse. De hecho, ambas son ya utilizadas en muchos ámbitos, como el médico, los videojuegos e incluso a nivel laboral.

Seguramente hayas podido escuchar hablar, sobre todo, de la RA, gracias a Pokemon GO, un juego que se popularizó en el verano de 2016 y que hacía posible ver a esos diminutos “animales”, llamados “pokemon”, en el jardín de tu casa, o cruzando la calle.

Empecemos por explicar las diferencias entre ambas tecnologías para acabar con las aplicaciones más populares y cómo van a revolucionar la forma de entender ciertos trabajos.

Diferencias entre la realidad virtual y la realidad aumentada

La realidad virtual es una realidad artificial, es decir, un mundo que no existe y al que podemos acceder usando determinados dispositivos, como unas gafas especiales. La idea es que te transportas a un nuevo espacio sin necesidad de moverte del sitio, más bien, te “teletransportas”.

Así, percibes con los sentidos, sonidos, imágenes y incluso sensaciones, que, a pesar de no ser reales, puedes sentir. Seguro que has visto algún video en el que una persona se coloca unas gafas de realidad virtual simulando estar en una montaña rusa y en el que dicha persona llega incluso a sobresaltarse con las curvas y las caídas, como si realmente estuviera montada.

La realidad aumentada añade capas de información al mundo real que estamos observando. Es decir, lo que hace es modificar, en cierta forma, la realidad que nos rodea, sin distorsionarla. Normalmente, esto se puede llevar a cabo mediante un sistema de escaneo en algún dispositivo móvil.

Por tanto, la realidad aumentada, tal y como su nombre indica, lo que hace es “aumentar” los conocimientos que puedas tener sobre la realidad que ya observas. Por ejemplo, tienes delante un envase de comida precocinada.

Al pasar un dispositivo por encima de él, verás unos cuadros de texto con información sobre recetas para usar ese producto y datos ampliados sobre su fabricación y envase. Esto ayuda a aportar más valor y conocimiento a la realidad que vemos.

Este ejemplo es sobre sectores en los que la venta es la principal actividad del negocio, pero los usos son ilimitados. En el sector salud, un médico puede ver la imagen de las constantes vitales de su paciente mientras le opera; en el sector de la construcción, un operario puede realizar labores de mantenimiento, visualizando los componentes de la máquina, y en el sector turístico, un visitante puede alzar su móvil y, con la aplicación de la cámara, encontrar restaurantes, hoteles y lugares de interés, tan solo moviendo el teléfono de un lado a otro. 

La realidad aumentada ayuda al sector médico a realizar operaciones más seguras.

Revolución en la forma de entender el trabajo

Aunque la tecnología ya está revolucionando la forma de entender el trabajo, lo cierto es que aún queda mucho camino que recorrer.  Lo importante es implementar los cambios conforme a una estrategia de transformación que vaya coherente a las necesidades y los objetivos de cada organización.

Así, si tu empresa tiene implantado el teletrabajo, debes contar con una intranet segura y a la que puedas acceder desde cualquier parte.

Si es una empresa de transporte, puedes automatizar el área de logística, mediante la incorporación de BPM y RPA en los procesos.

Y si tu empresa es una multinacional con un departamento comercial que viaja alrededor del mundo, quizás es el momento de aplicar la realidad aumentada o la realidad virtual. ¿Cómo?

Para formar a los equipos de trabajo, por ejemplo. Con un sistema de realidad virtual, la futura plantilla de comerciales puede aprender todo sobre sus clientes y la forma de realizar las visitas. Es decir, el grupo de trabajo entra en una aplicación de realidad virtual en la que asistirá a clases con un profesor. A continuación, se podrá dar una “vuelta” por las instalaciones de los clientes que va a visitar y “conocer” a las personas con las que se va a reunir. Así, a través de un vídeo en 3D, se pueden realizar prácticas desde cualquier lugar del mundo, ahorrando los costes en desplazamiento.

Además, se pueden enriquecer las reuniones en línea, convirtiendo cualquier lugar en una oficina.

La realidad virtual puede usarse para formar a los equipos comerciales.Todo esto no es más que un paso más a lo que actualmente nos estamos acostumbrando. Es cierto que todavía hay cierta reticencia a incorporar soluciones tecnológicas de tan alto nivel, pero cada nuevo avance acerca un poco más el futuro al presente.

Con la pandemia mundial, muchas entidades que no pensaban en el teletrabajo tuvieron que subirse de forma rápida y atropellada al carro digital. De ahí, y dado el rápido desarrollo de algunas aplicaciones, es importante mantenerse al día tanto de las novedades como de las funcionalidades que van surgiendo.

Nuestra rutina diaria convive ya con la tecnología y no hay un mundo que conozcamos, o vayamos a conocer, en el que no esté presente una Tablet, un ordenador o incluso un reloj que incorpore todo esto.

Acceso a la información de manera inmediata, comunicaciones sin distancia, conexión continua a Internet y, ahora, posibilidad de desplazarse y trabajar sin moverse del sitio. La realidad virtual y la realidad aumentada ha llegado para quedarse en cualquier tipo de organización y sector.

En Amatech trabajamos guiados por la innovación y contamos con soluciones y aplicaciones digitales que cubren distintos procesos de nuestros clientes. ¿Quieres saber más? ¡Contacta con nosotros!

Compartir: